Mural de paisaje natural

La naturaleza ha sido fuente de inspiración, en gran parte de los mejores artistas que conocemos, en ella están las claves de la perfección, como el número áureo. Que ya, en las pirámides de Ghiza aparece, junto con el número pi, y otros tantos más. Esta constante se da en muchas civilizaciones antiguas como los Griegos. Se han utilizado siempre en construcciones emblemáticas como las catedrales, o los cuadros antiguos del renacimiento. Parece ser, que responde a una secuencia que es sinónimo de armonía y equilibrio.

Hoy en día se sigue utilizando en edificios modernos, así como en la publicidad, las cajas de envase, tarjetas de crédito… Por lo tanto, la naturaleza, en cierta manera nos hace sentir en positivo, nos relaja del ruido diario, y nos conecta con lo que debería ser la esencia del ser humano. Los murales naturalistas son una buena elección, para tener un trozo de esta maravilla en nuestro hogar.

Paisaje para particular, estilo colonial Inglés. Madrid 2019.

Murales naturalistas

La variedad de tipos de plantas, árboles y flores, existentes en el mundo hacen que esta temática tenga un sinfín de variables. Un mural de paisaje natural, puede ser de un bosque con niebla, de praderas bañadas de diferentes colores, montañas de cimas nevadas, árboles frutales, ríos en primavera, una selva, el desierto, la playa… Cualquier temática es válida, aunque merece la pena, estudiar el muro o pared en el cual, se quiere realizar el mural natural, para poder valorar correctamente cual, de los distintos escenarios posibles, encajaría mejor.

Como cada paisaje tiene una tonalidad diferente, deberemos tener en cuenta el tipo de mobiliario o colores predominantes en la estancia, donde queremos pintar el mural de paisaje natural, este dato nos dará muchas pistas. También, son dignos de valorar los paisajes en blanco y negro, hay que elegir bien la imagen, ya que no todas valen para esta modalidad, pero el resultado puede ser muy bueno.

Mural natural

Esta modalidad de mural, puede ser una opción válida para los más peques, ya que crecer al lado de un mural de paisaje natural, puede ser una manera muy sana de establecer una relación positiva desde edades tempranas con la naturaleza. Puede ser muy didáctica, ya que se pueden introducir en este, todo tipo de especies naturales, así como animales. Un mural natural, además de estar pintar pintado, puede tener otros accesorios como, hojas de atrezzo que salgan del mural, o relieve en algunos troncos de la composición, dándole realismo y textura. Un mural naturalista, puede ser una fuente de estímulo y aprendizaje.

"Vaca censurada" Cuadro realizado por libre.
Mural decorativo para particular. Madrid 2019.

Los mejores murales de paisajes naturales

Una vez decidido el tipo de mural naturalista que queremos, hay que estudiar detenidamente, cual la mejor técnica para la ejecución de este. Principalmente hay dos opciones, la primera sería el realismo, es decir, ser lo más fiel a la realidad posible, representando en nuestro mural de paisaje natural, cada elemento de la imagen elegida, con la mayor cantidad posible de detalles, buscando así un realismo casi fotográfico. La segunda, sería jugar con las texturas, los colores y las formas, y con ello, evocar sensaciones que no evocaría el realismo, con las texturas podemos realizar trazos con espátula, dándole así mucho movimiento y dinamismo al mural naturalista.

Call Now Button
×